Proyecto Los Buses Rosas

by | 16 octubre, 2021 | Viajes | 0 comments

En 2007, Anders Eriksson todavía tenía su empresa Rosa Bussarna en Njurunda, en las afueras de Sundsvall. No está tan lejos de Näsviken, donde vivo. Esto fue en el momento en que viajé por África y señor Anders me dio una misión.

La frontera más corta del mundo

La frontera más corta del mundo es de 80 metros. Es donde Botswana y Zambia se encuentran a lo largo de un tramo del Río Zambezi. Hay un ferry que cruza el río. Los Buses Rosas está considerando usar ese cruce para evitar pasar por el corrupto Zimbabwe.

Posible para con bus rosa

Mi tarea está ir a ese ferry y ver si es posible que los buses rosas lo usen, a pesar de que los autobuses tienen voladizos  grandes en la parte trasera. Tengo conmigo un dibujo del viejo autobús militar para investigar.

Nellie (mi entonces esposa ruandesa) y yo llegamos al cruce fronterizo una tarde calurosa desde el aeropuerto de Lusaka, la capital. El ferry tiene rampas delanteras y traseras, que los coches conducen a tierra y a bordo. Examino los ángulos y el capitán del ferry explica que con la ayuda de un sistema hidráulico (sueco de hecho) puede empujar el ferry hacia la orilla del río para que el autobús tome una trayectoria casi horizontal, por lo que no hay problemas con el voladizo.

Una cola larga

La cola está más alejada del lado de Botswana. Hay más de trescientos camiones esperando para cruzar el Río Zambesi. Los del frente llevan tres días esperando, pero hay restaurantes itinerantes, fruteros, prostitutas y carretas con cerveza y licores, por lo que no hay necesidad de los conductores.

Se confirma que los coches y los autobuses tienen prioridad, por eso los camiones tienen que esperar tanto.

Breve informe

Mi informe para Anders Eriksson está breve: es posible conducir con el tipo de autobús en Kazungula y puede contar con preferencia.

Algún tiempo después, miro el programa de viaje para el trayecto largo desde Ciudad del Cabo a Dar es Salaam y veo que Los Buses Rosas ha cambiado la ruta. Ya no cruza el puente de puenting entre Zimbabwe y Zambia.

Dudoso para un lobo solitario

Personalmente, dudaría en hacer un viaje en autobús como este. Depender de un grupo de cincuenta personas  durante varios meses, viviendo dentro o encima o fuera del autobús, cocinando juntos, discutiendo, iniciando y poniendo fin a las aventuras amorosas.

No, yo soy un lobo solitario y prefiero viajar solo y con las maletas livianas.

Si te sientes solo cuando estás solo, estás en mala compañía (cita de mi amigo Henrik).

Llega el ferry. Foto: Björn Lundén

Nellie y yo en camisetas de Buses Rosas. Foto: Björn Lundén

La rampa del ferry. Foto: Björn Lundén

El voladizo en la parte trasera es grande en el viejo autobús militar. Foto: Busas Rosas.

El puente sobre el río Zambeze aguas abajo de las Cataratas Victoria. Foto: Buses Rosas.

0 Comments

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Suscríbete a mis publicaciones de blog

Si susribes acá, vas a recibir un correo electrónico cuando publico cosas nuevas.