Mujeres que he encontrado trotando

by | 4 mayo, 2021 | Maratón | 0 comments

Después de ser un verdadero adicto a la televisión, comencé a correr a una edad madura y corrí mi primer maratón completo (42,195 km) a la edad de 59 años. Aquí quiero reflexionar sobre las mujeres que he conocido durante varias carreras en diferentes partes del mundo.

Andrea en Colombia

Mucha gente corre en Colombia y mi ronda favorita es por la UPB, la universidad que está a tiro de piedra de mi apto en Laureles, un buen barrio de Medellín. Uno de mis mejores compañeros de carrera es Andrea de Barranquilla. Tiene un paso de carrera increíblemente elegante y es un placer correr con ella. Después ofrezco el desayuno en el apartamento. Huevos a la Björn. Puedes encontrar la receta en otro lugar aquí en mi blog.

Foto: Björn Lundén

Hacia atrás en Shanghai, China

En mi viaje a China he corrido mucho. En Shangahi conocí a un anciano que para mi sorpresa corrió hacia atrás con un espejo retrovisor pegado a la visera de su gorra. Las otras personas en el paseo no parecieron prestar atención al corredor que iba marcha atrás. Quizás era común en China. De todos modos, me detuve y él también, y empezamos a hablar. Afirmó que correr hacia atrás era bueno para la coordinación, no solo física sino también mentalmente.

Lo miré incrédulo al principio, pero su entusiasmo se contagió y cuando se notó que me interesé e incluso di algunos saltos hacia atrás para ver cómo se sentía, el hombre arrugado continuó su explicación. La clave para mantener el intelecto en la vejez es romper los patrones de la vida cotidiana. Cambiar de mano por el cuchillo y el tenedor de vez en cuando. No ponerse la ropa en el mismo orden todas las mañanas, sino variar, por ejemplo, poniéndose primero una media, luego la camisa, luego el suéter, luego la ropa interior, la siguiente media, los pantalones y finalmente la corbata. Y correr, y sobre todo subir escaleras, de espaldas.

Un último consejo antes de que nos separáramos en la dirección opuesta, yo de espaldas a él y él de frente a mí era usar dispar zapatos o dispar medias. Le dije que mi hija Stina tenía opiniones muy definidas sobre el beneficio de esto cuando fue al jardín de infantes.

– Una niña sabia, dijo el chino.

Foto: Björn Lundén

Compañeros en Estocolmo Maratón 2014

He corrido nueve Maratón de Estocolmo. En 2014, cuando tenía 69 años, las condiciones eran perfectas, buena temperatura y sin precipitaciones.

Cuando pasé en la segunda vuelta, una chica se inclinó sobre un banco del parque y gimió. Le pregunté cómo estaba y ella dijo que estaba muy cansada y pensó en romper.

– No, no, dije, ahora no está lejos. Podemos correr juntos la última distancia.

– Está bien gracias, dijo.

El tiempo pasó rápidamente durante una interesante conversación. Ella vivía en Suecia pero era de origen palestino. Llamó a su madre que estaba esperando en la línea de meta en el estadio de Estocolmo. La escuché decir que estaba muy agradecida de haber conocido a un chico (¿o dijo anciano?) que la animaba y que pronto llegaríamos a la meta.

Y en la línea de meta estaba una madre feliz. Ella había partido el ramo de flores  y me dio la mitad  como agradecimiento por mis esfuerzos.

Foto: Asics Maratonfoto

Ropa deportiva musulmana en Kurdistán

Cuando mi hermano y yo estábamos en el Kurdistán iraquí nos alojamos en un hotel con el nombre de Hotel BL (muy apto para mí, jajaja)  Cerca del hotel encontramos un parque grande y hermoso, llamado Sami Abdul Rahman Park. Imagínense mi sorpresa cuando descubrí que había una pista de atletismo. No un simple sendero de terreno que se encuentra en muchos parques. Acá fue una pista de tartán, tres kilómetros de largo en la mejor clase olímpica. Los corredores y deportistas de élite se reunieron allí en el fresco de la mañana.

Pronto encontré a dos compañeras de entrenamiento que mantenían el mismo ritmo de carrera que yo. Dos chicas jóvenes que estaban allí con su entrenador masculino, o si era algún tipo de carabina, difícil de determinar. Las chicas vestían ropa de entrenamiento completo en material funcional y también el velo deportivo era del mismo material. Fue asombroso.

Foto: Magnus Lundén

0 Comments

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Suscríbete a mis publicaciones de blog

Si susribes acá, vas a recibir un correo electrónico cuando publico cosas nuevas.