Trayecto largo con Brompton bici plegable

by | 26 julio, 2021 | Ciclismo | 2 comments

Antes la salida con tren a Gotemburgo

Con bolsa nueva

Ahora la señorita Brompton y yo hemos hecho una aventura. Esta vez con una bolsa nueva comprada en Amazon.com para llevarse cuando viaje en tren y barco. Lo inteligente es que es posible recoger las ruedas de transporte de Brompton si abres ligeramente la cremallera de la bolsa. Funciona bien en plataformas de trenes y otras superficies planas.

Brompton tiene pequeñas ruedas de transporte en el portaequipajes

Habana. La misma mochila en la bolsa de frente como ahora

Dos recorridos por islas

Anteriormente, señorita Brompton y yo nos llevamos por dos islas en 2016. Por casi toda Cuba y un viaje de entrenamiento por Isla Mallorca antes de eso. Pero ahora no era ni una isla ni en círculo. Cogimos el tren a Gotemburgo y un barco a Fredrikshavn en el norte de Jutlandia en Dinamarca y desde allí pedaleaba al pueblo Hohenwestedt, al norte de Hamburgo. Fueron 440 km en diez días. Puedes leer sobre Hohenwestedt en otra entrada de mi blog.

Un poco frio en Mallorca en el mes de febrero

El plato está visible. Los seis cambios están atrás 

Ruedas pequeñas no problema

El comentario más común de otros ciclistas fue que debe ser agotador andar en mi bicicleta con ruedas tan pequeñas como de 16 pulgadas. Pero no importa el tamaño de las ruedas, sino el tamaño de los músculos de mis piernas, y en ese sentido no puedo presumir. Mi Brompton tiene seis cambios y además he cambiado el plato delantero de uno con 50 dientes a uno con 44 dientes, por lo que es más fácil subir pendientes.

Tamaño practico para viajar por tren si Brompton no está en su bolsa.

Bien señalizado en Dinamarca

Eurovelo 3

Mi plan era seguir la ruta de peregrinaje Eurovelo 3, una via de ciclismo y senderismo que atraviesa siete países desde Trondheim en Noruega hasta Santiago de Compostela en España, un total de 5300 km. Al principio fue bien. El sendero está bien señalizado tanto en Dinamarca como en Alemania. Pero me di cuenta de que está diseñado para los ciclistas de montaña deportivos. El sendero a menudo se desvía del carril bici pavimentado relativamente plano para dirigirse hacia caminos de tierra desafiantes con curvas y colinas.

Maps.me

Entonces mi plan fue cambiado y utilicé la aplicación maps.me que tengo en mi celular y donde previamente había descargado los mapas de Jutlandia y Schleswig-Holstein. Si hace clic en el símbolo de la bicicleta cuando busca una ruta, la aplicación selecciona buenos senderos para bicicletas. Ya sea pequeñas carreteras pavimentadas con poco tráfico o carreteras grandes con carriles bici separados al lado de la carretera. Muy pocas veces terminaba en carreteras con tráfico pesado. Además de eso, la distancia se hizo más corta. Mis 440 km habrían sido 680 km si hubiera conducido al Eurovelo 3 hasta el final.

Mi certificado del gobierno sueco

Covid-19

Covid-19 era omnipresente. Mi certificado de covid era el rey entre los documentos. Había impreso mi certificado en papel, que era más fácil de mostrar que buscarlo todo el tiempo en mi celular. Era necesario mostrarlo para bordar el barco, para comer en el interior de un restaurante, para registrarse en un hotel y para cruzar las fronteras terrestres. Y la mascarilla era obligatoria en interiores en muchos lugares. Crucé la frontera de Alemania a Dinamarca a bordo del tren, donde la policía fronteriza y los soldados tenían un control muy riguroso en Padborg. A mi vecino de asiento le faltaban los documentos y sollozando estuve forzado salir del tren con todo su equipaje. No conozco su futuro destino. El cruce fronterizo de Dinamarca a Alemania estaba en una autopista en la que no se podía biciclar, así que tropecé con un carril bici desolado y de repente estaba en Alemania escondido y sin estar controlado.

La vieja calle desolada de Dinamarca hasta Alemania

Amistad colombiana – danese – sueca

Encuentras interesantes

Por supuesto, conocí a mucha gente interesante durante mi viaje. Mi camiseta de fútbol colombiana es perfecta para montar bici. Un tipo danés brilló cuando me deslicé en un área de descanso para comprar agua en el calor. Había estudiado en “mi” ciudad de Medellín hace veinte años. Y no solo eso. Había estado en el Amazonas en los mismos lugares que visitamos mi hermano y yo. Así que teníamos mucho de qué hablar.

Cuatro conocimientos

Me he dado cuenta de cuatro cosas sobre este paseo en bicicleta:

  • Ya no tengo 70 años (tengo 76).
  • Jutlandia no es plana (tiene muchas lomas, aunque no como Colombia …)
  • No te olvides de quitarte la mascarilla al comer
  • Mi equipaje era demasiado pesado, podría haberlo reducido a la mitad.

El tatuaje con tema indígeno fue hecho en Leticia, Amazonas 

2 Comments

  1. Clara Saldarriaga

    Excelente!! disfruto mucho de leer tus aventuras en bicicleta.

    Saludos desde Medellín .

    Atentamente , Dra, Clara Saldarriaga.

    Reply
    • Björn Lundén

      Hola Clara, gracias de los saludos y que te gusta leer mi blog. Me gustaría estar en Medellín otra vez y biciclar (un verbo que he construido) en los pueblos alrededor de Medallo. Como La Ceja, Belmira, Heliconia y Guatapé

      Reply

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Suscríbete a mis publicaciones de blog

Si susribes acá, vas a recibir un correo electrónico cuando publico cosas nuevas.